Internet es un mondo construido alrededor de el ridículo que somos capaces de hacer los seres humanos. Si hacemos algo completamente lamentable, pero lo grabamos y lo subimos a la red, no solo seremos ‘perdonados como personas’ sino que, quizás, hasta nos volvemos famosos. Y es que las normas de rigen la vida en Internet son así de extrañas, amigos.

Por lo general, cuando surge un challenge, en la red no se suele hablar de ninguna otra cosa en varias semanas. Recientemente, nos hemos levantado con el nuevo reto: el Chair Challenge.

Lo curioso de este complejo reto es que, por algún motivo que se nos escapa, las mujeres tienen muchas más facilidades para hacerlo que los hombres… y lo cierto es que, en la mayoría de casos, estos son completamente incapaces de acabarlo si quiera.

El reto en cuestión es algo rebuscado: tienes que pararte delante de la pared, separarte a una distancia de tres pies, inclinarte apoyando la cabeza en la pared y, con los brazos, levantar una silla para, finalmente, intentar incorporarte.

Lo cierto es que, una vez visto el reto, podría parecer relativamente fácil de realizar… ¿no? No es como que tengamos que hacer mucha fuerza ni nada… pero lo cierto es que, mientras que la mayoría de mujeres lo consiguen sin apenas dificultad, un gran número de hombres apenas si puede separar la cabeza de la pared. Las situaciones que, entonces, se generan, son muy divertidas.

Lo que está volviendo loco a todo Internet es el hecho de que haya una distinción en el tema del sexo tan clara, ¿a qué puede deberse? Algunas de las explicaciones que han surgido por la red son que, por ejemplo, podría deberse a que los hombres, de media, tienen los pies más grandes y, por lo tanto, acaban estando a una mayor distancia de la pared, dificultando así la incorporación de la parte superior del tronco.

Ha tenido que llegar el científico Jeremy Johnson para dar la que, hasta el momento, es la explicación más factible:

“El centro de masa para la mayoría de las mujeres es más bajo, hasta las caderas, mientras que el centro de masa en los hombres es mucho más alto. Por lo tanto, para la mayoría de las mujeres el centro de masa, mientras se agachan y toman la silla, está por encima de sus pies, mientras que el centro de masa para la mayoría de los hombres está encima de la silla”.

Más allá de que sea una cuestión de pies grandes, de centro de gravedad corporal o por la razón que sea, este reto ya se ha viralizado hasta la médula y, como veréis a continuación, no son pocas las personas que han intentado realizarlo… con mayor y menor éxito, claro.

Aquí os dejamos unos cuantos ejemplos:

A vosotros, ¿qué os ha parecido este nuevo reto? ¿Lo habéis conseguido realizar con éxito? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.

La entrada Chair Challenge, el nuevo reto viral que los hombres son incapaces de realizar aparece primero en CABROWORLD.