En ocasiones, el equipo de First Dates se sale con sus emparejamientos. Es verdad que, por lo general, las citas más divertidas son aquellas que acaban en desastre… pero hay excepciones. Cuando triunfa el amor, también hay lugar para el júbilo y la esperanza. Y eso es lo que ha pasado en la cita que os traemos hoy.

En un lado de la mesa teníamos a Sara, una joven que, ante los envites de la vida, responde con optimismo y positividad: «He tenido épocas en las que he estado negativa y lo veía todo muy mal, pero suelo ser risueña, cariñosa con la gente», confesaba la de Jaén.

«Hay personas como yo, que desde pequeños han tenido kilillos de más, aunque a mí lo que me pasó es que me desarrollé antes», puntualizaba.



La masajista, hoy en día, se quiere muchísimo a sí misma y no tiene ningún complejo: «No sé si por desconocimiento o que, me decían que estaba gorda. Siempre me ha supuesto una traba, pero me he armado de seguridad y prefiero romper con los estereotipos y ser yo misma», explicaba desde el jacuzzi.

En el otro lado de la mesa íbamos a tener a Ángel, un hombre que, al parecer, tenía una gran imaginación: «Soy creativo y me dedico a crear juegos de rol, scape room, cluedo… lo que me pidan los clientes», señalaba. «Naces solo y mueres solo, pero a lo mejor la vida es un poco más agradable si tienes a una persona a tu lado», apuntaba.

El primer encuentro entre ellos fue de lo más revelador y, como resultó evidente, la conexión era innegable: «En cuanto le he visto los ojos… es que los azules me pierden», confesaba ella.



La cena fue por muy buen camino y las bromas constantes nos indicaban que el ambiente estaba completamente distendido: «No es que te esté mirando las tetas, pero es que te has manchado ahí…», bromeaba el sevillano en un momento determinado.

Esta es una clara cita en la que ‘todo sale bien’. Ángel no podía ocultar por su parte lo contento que estaba de conocer a Sara y se confesaba ‘muy ilusionado’. Ella, por su parte, también estaba pletórica, reconociendo algo muy bonito: «Hacía mucho tiempo que no me reía de esta manera… ¡años!».



Después de cenar (y haber hecho la digestión, que es fundamental), se dirigieron al jacuzzi y, del jacuzzi, a la cama… pero, llegados a este punto, lo mejor es que lo veáis vosotros mismos.

 

 

Aquí os dejamos el vídeo con LOS MEJORES MOMENTOS DE LA CITA:



 

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta cita? ¿Qué os ha parecido ese final ‘por todo lo alto’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: First Dates.

La entrada Cita acalorada en First Dates crucero: del postre a la cama aparece primero en CABROWORLD.