Tocar la fama es algo que muchas personas desean. Si pudieses convertirte en una estrella de Hollywood de la noche a la mañana, ¿lo harías? Por desgracia, no es tan fácil. Pero sí hay gente que lo consigue. Hay personas que llegan a lo más alto y, de repente, descubren que lo que quieren es volver a bajar; descubren que la fama no lo es todo y prefieren volver a dirigir su vida a sus verdaderas pasiones.

Aquí os dejamos unos grandes ejemplos de ello:

Hayden Christensen

Se hizo tremendamente popular a principios de este milenio gracias a su papel como Anakin Skywalker, el jedi que, posteriormente, se convertiría en el temible Darth Vader. Su paso por el universo de Star Wars no fue suficiente para garantizarle una vida de éxito en Hollywood. Hoy en día vive en Ontario, donde lleva su propia granja.



Kevin Jonas

Fue uno de los hermanos encargados de hacer esa mítica boy band llamada ‘Jonas Brothers’ y hoy (medio) desaparecidos, Kevin se encarga casi en exclusiva de gestionar sus empresas, la mayoría de ellas centradas en el mundo del marketing y el vídeo.

Gene Hackman

Hackman es uno de los mejores y más emblemáticos actores de la historia del cine. Ganador de un Oscar y con decenas de películas en su currículum, el actor decidió, hace ya una década, dejar el mundo del cine y dedicarse a su otra pasión: la escritura.



Dylan Sprouse

Es uno de los gemelos más famosos de la televisión y, después de dejar ‘Zack y Cody’, montó un bar en Williamsburg, Brooklyn, dejando de lado así su carrera como actor.

Nikki Blonsky

Su paso por ‘Hairspray’ fue todo un éxito… aunque, de eso, ha pasado ya casi una década. Dejó Hollywood y se mudó a Nueva York, donde abrió su propia tienda de cosmética y, desde entonces, sus apariciones televisivas son más que contadas.



Vanilla Ice

A principios de los 90, Vanilla fue una de las más grandes estrellas, dando vida a ese himno que es ‘Ice ice baby’. Hoy, ya retirado del mundo de la música, se dedica a renovar viviendas… y creédnos cuando os decimos que sus servicios no son nada baratos.

Geena Davis



Esta maravillosa actriz se hizo famosa con la mítica ‘Thelma y Louis’ y, con el paso de los años, su presencia en el mundo del cine se vio reducida… ¿el motivo? Ha dedicado gran parte de su vida a luchar por los derechos de la mujer en el mundo del cine. De hecho, tiene una empresa dedicada en exclusiva a la lucha por los derechos de la mujer.

Freddie Prince Jr

Puede que os suene de películas como ‘Scooby Doo’ o muchas otras producciones de la pasada década. Y es que, teniéndolo todo para convertirse en uno de los actores de su generación, decidió dedicarse a su pasión: el mundo de la cocina.

Jack Gleeson

El malo-malísimo Joffrey de Juego de Tronos, después de pasar a mejor vida en la serie, dejó el mundo de la interpretación y se centró por completo en su formación, no teniendo previsto volver (al menos de momento), al mundo del cine y las series.

A vosotros, ¿qué os han parecido todos estos casos? ¿Cuál es el que más os ha sorprendido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Rolloid.

La entrada Celebridades que dejaron su fama y se dedicaron a su verdadera pasión aparece primero en CABROWORLD.