Esta semana pasada ha estado marcada por el surrealismo en nuestro país. Después de pasarnos dos meses confinados para que el virus remitiese, un grupo de manifestantes del pudiente barrio de Salamanca de Madrid salieron a las calles para protestar en contra de las medidas adoptadas por el Gobierno, tachándolo ahora de dictadura.

La indignación, como no podía ser de otra forma, hizo explotar las redes sociales. Ya no se trataba de que se estuviesen manifestando en contra del Gobierno, cosa legítima y sana en democracia.

Se trataba de que estaban aglomerándose en las calles saltándose todas las normas sanitarias: no guardando la distancia social de seguridad, no llevando mascarilla en muchos casos, y solo hay que ver las imágenes para entender la gravedad del asunto. La cosa ha llegado a un punto, que muchos sanitarios han tenido que salir a pedir un poco de consideración con los que llevan meses jugándose la vida en los hospitales.



Pero la guinda a todo esto llegó a finales de la semana pasada. El programa ‘Todo es mentira’ de Cuatro emitía un reportaje en el que se cubría una de estas manifestaciones en contra de la gestión del Gobierno.

El equipo del programa se desplazaba hasta la calle Núñez de Balboa, donde realizó algunas entrevistas a los allí presentes… y se toparon con una mujer cuyas palabras pasarán al rincón más vergonzoso de la historia de nuestro país.



Se trata de una profesora de un colegio de San Blas, ataviada con su mascarilla FFP3, que defendía que todo lo del coronavirus no era más que una especie de conspiración, y que el Gobierno estaba mintiéndonos en TODO:

“Yo ya subestimo al virus. Es que no me creo nada. Porque como no han dicho la verdad, estamos en nuestro derecho de no creernos nada de lo que nos están diciendo», empezaba.

Pero la cosa iba a más: «Porque yo no he visto todavía ningún féretro, no he visto ninguna autopsia, no he visto nada, ¿vale? Yo creo que todo esto es una tomadura de pelo para hacer entrar en crisis a España y nos van a llevar a la ruina. Si no hay transparencia en los datos, ¿qué crees que piensa el pueblo?».



«Si llevamos 50 días confinados y todavía hay 200 infectados, ¿de dónde salen? Si yo he estado hasta el 11 de marzo con 30 niños dando clase sin medidas de seguridad y no me he infectado, ¿por qué ahora no puedo abrir mi colegio y poder seguir dando mi actividad y no me he infectado antes? Porque es lo que nos han hecho creer, que tenemos un virus muy peligroso”, concluía.

Aquí os dejamos un tweet con el vídeo:

Las redes sociales, evidentemente, no daban crédito:



A vosotros, ¿qué os han parecido las palabras de esta mujer? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

La entrada Una profesora indigna a las redes con una alocada teoría sobre ‘la verdad’ del coronavirus aparece primero en CABROWORLD.