Durante su carrera en activo, los futbolistas profesionales deben seguir un estricto plan de entrenamiento para estar ‘a tope’ en los partidos y evitar lesiones. Sin embargo, tras colgar las botas, para muchos resulta complicado mantenerse en forma (o, directamente, deciden dar un giro a su vida y dejar atrás todo lo que tenga que ver con el deporte). Consecuentemente, van perdiendo su condición física, pero no es el caso del que os hablaremos hoy.

José Mari Romero Poyón es un rostro conocido en el fútbol español. El exinternacional español jugó en Sevilla, Atlético de Madrid, Villarreal, Betis, Nàstic de Tarragona y Xerez, aunque también cruzó la frontera para militar en el AC Milan durante tres temporadas.

José Mari colgó las botas tras sufrir una lesión en la temporada 2012-13. Esto no solamente supuso un cambio en su vida profesional; lejos de descuidar su cuerpo y dejar el deporte a un lado, como han hecho otros futbolistas, él decidió centrarse en su físico. Ahora, a sus 41 años, ha conseguido llegar a los 100 kilos con un pequeñísimo porcentaje de grasa.



Esta semana ha sido entrevistado en el programa ‘Marcador’ de Radio Marca donde ha dado detalles sobre cómo ha sido el proceso hasta conseguir el musculado cuerpo que luce actualmente. Uno de los factores clave en este camino: su determinación.

¿A qué se debió este cambio en su vida? José Mari explica que tras retirarse, «en los primeros tres meses de vacaciones cogió 8 kilos y no quería estar gordito«. Y una cosa llevó a la otra…



«Me apunté al gimnasio, se convirtió en una rutina y ahora es algo que forma parte de mi vida. Me hace bien, y no solo al cuerpo, también a la cabeza. Me ayuda». 

Eso sí, lo de correr como lo hacía antes en el terreno de juego lo ha tenido que dejar un poco aparcado. «Ahora no corro ni cuando pierdo el autobús. Ahora con el peso que tengo, 100 kilos, me duelen los tendones«.

Sobre sus rutinas, el ahora colaborador en el canal Gol comenta lo siguiente: «Hago fitness normal. Cada día trabajo un músculo o dos y los voy repartiendo en la semana. ¡Tampoco te creas que me mato! Pero sí es verdad que soy muy constante. Entreno seis días a la semana«. Y es que la constancia y la perseverancia son claves para llegar a nuestros objetivos, en cualquier aspecto de nuestra vida.



Y para obtener resultados, no solo sirve pasarse horas y horas en el gimnasio; el otro factor clave es cuidar la alimentación. «Como normal, pero intento no comer cosas que me dañen. Evito los fritos. Pero con los niños soy el camión de la basura…«.



Tan solo hace falta echar un vistazo a su cuenta de Instagram para darse cuenta de lo mucho que José Mari disfruta haciendo ejercicio y cuidando su cuerpo. ¡Nos alegramos muchísimo de que se sienta tan a gusto con su cuerpo!

A vosotros, ¿qué os parece el cambio de José Mari? ¿Seguís alguna rutina de entrenamiento? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: Marca – Cuatro

.

.

La entrada José Mari detalla cómo ha transformado su cuerpo «No como fritos, pero no corro ni por el autobús» aparece primero en CABROWORLD.