Estamos viviendo una época bastante oscura en lo que a los cuerpos de seguridad se refiere. Es cierto que, en este tipo de cosas, no hay que generalizar: la mayoría de los agentes de seguridad son unos profesionales como la copa de un pino. Pero también es cierto que, en las últimas semanas, hemos vivido algunas situaciones que, de ninguna forma, deberíamos vivir.

El asesinato de George Floyd a manos de un policía ha sido el comienzo de una revolución social respecto a la forma en la que entendemos las fuerzas del orden. Estamos en una época muy convulsa y, en ese sentido, la cosa parece que irá a más en los próximos meses.

Aquí, sin ir más lejos, teníamos la noticia (con audio filtrado además), de cómo unos mossos (la policía autonómica catalana), presuntamente, humillaban y maltrataban a un detenido por el color de su piel. Lo que se podía escuchar en esos dos minutos era verdaderamente terrible.

Recordemos también que, en los últimos meses, hemos tenido varios incidentes con el personal de seguridad del transporte público. En marzo, dábamos la noticia de un vigilante de Renfe que trataba de forma vejatoria a un grupo de inmigrantes que estaban esperando un tren en la estación.



Hace escasas semanas, veíamos el vídeo de un vigilante de Renfe que, de forma vergonzosa, se preparaba para ir a su jornada laboral aporreando paredes con su porra y profiriendo consignas bélicas, el ya famoso ‘jefe de equipo estoy a tope’.

Ahora, hemos podido ver un peligrosísimo incidente en el Metro de Barcelona. Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la empresa que gestiona la red de transportes públicos de la ciudad condal ya ha abierto ‘expediente’ a los responsables, pero, después de ver la imágenes, nos cuesta pensar que la cosa se quede ahí.



Ocurrió el pasado sábado a primera hora de la mañana en la estación de La Sagrera. Al parecer, todo comenzó cuando los encargados de seguridad de la estación intentaban desalojar a un hombre que, presuntamente, se habría negado a ponerse la mascarilla, que es obligatoria, y cuyo incumplimiento puede acarrear una fuerte multa.

Según ha explicado TMB, el usuario habría agredido a uno de los vigilantes y, por lo que podemos ver en el vídeo, la escena se habría producido justo antes del forcejeo del usuario con los trabajadores.

En las imágenes, podemos ver a uno de los vigilantes, de gran tamaño, agarrar al individuo por el cuello y, en un movimiento seco, lanzarlo escaleras abajo, haciendo que este caiga de espaldas. El agredido se levanta en ese mismo momento, por lo que, en principio, no sufrió ninguna lesión severa, pero las imágenes ponen los pelos de punta, sobre todo por la frialdad con la que el vigilante lo lanza hacia lo que, de no haber tenido tanta ‘suerte’, podría haber sido una desgracia.



Al mismo vigilante podemos escucharle decir en ese momento “¡hasta los cojones me tienes!”, además de amenazar con que iba a llamar a la policía.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:



A vosotros, ¿qué os ha parecido lo visto en las imágenes? ¿Creéis que está justificada una actuación así de violenta? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mi Brújula.

La entrada Vigilantes del Metro de Barcelona lanzan a un hombre por las escaleras aparece primero en CABROWORLD.