Eldina Jaganjac es una mujer danesa de 31 años que, hace un año, decidió dar un giro en su vida: se dejó de depilar el cuerpo, el bigote y el entrecejo. Ahora, no duda en mostrarlo a través de sus redes sociales sin complejo alguno y se ha abierto en canal con los medios para explicar lo que le ha supuesto este cambio en su día a día.

Todo empezó porque Eldina veía con frustración la ‘norma social’ de que las mujeres tuvieran que dedicar más tiempo y recursos a la depilación que los hombres y el hecho de que se depilaran porque era lo que las convenciones sociales veían como ‘femenino’.



«En comparación a los hombres, se espera que las mujeres dediquemos más tiempo y dinero en nuestros looks solo para ser consideradas visualmente aceptadas en la sociedad, sobre todo cuando estamos en espacios públicos. Si un hombre no se depila ni se hace las cejas, nadie se da cuenta ni lo comenta, y no es nada fuera de lo común«, explica Eldina. Así que, en marzo de 2020, dejó de depilarse por completo.

Lamentables reacciones

Eldina ha recibido comentarios positivos y ha sido aplaudida por su look: «Hay gente que me ha dicho que mis cejas eran guays. Las reacciones son normalmente completamente positivas«. Sin embargo, hay personas que por alguna razón (seguramente la baja autoestima que tendrán) han tenido que reprocharle y decirle cosas realmente lamentables. 

Eldina intenta no hacer caso a los comentarios de la gente a su alrededor; ella se siente a gusto consigo misma y no le importa lo que puedan pensar los demás. Paseando por la calle la han observado, insultado y gritado, por ejemplo, «quítate eso«. «He recibido comentarios maleducados, pero muy pocos de adultos. La mayoría eran adolescentes en redes sociales diciéndome ‘uniceja’. Me he fijado en que algunos hombres se quedan mirando mis piernas sin depilar como si tuviera tres cabezas«.

Una manera de filtrar a la gente

Ella lo ve como una bendición, ya que gracias al vello tiene un filtro para eliminar a posibles pretendientes a los que no les pueda gustar su apariencia, y siente más seguridad que nunca. «Soy más segura porque ya no tengo miedo de lucir diferente y creo que puedo tomar más decisiones que rompen con lo tradicional. También me ha ayudado a ser más abierta y creativa y tener más valentía«.

Todo esto también le ha supuesto un proceso de aprendizaje. «Al igual que muchas otras mujeres, he aprendido a controlarme. Por ejemplo, solía no sentirme cómoda al salir a la calle a menos que mis cejas fueran del tamaño pequeño aceptado, y no iba al gimnasio a menos que mis piernas estuvieran bien afeitadas», explica.

Qué más dará lo que digan

Los comentarios y desprecios de la gente han pasado a un segundo plano; ella se mantiene al margen de las opiniones ajenas y de las personas que intentan hundir su autoestima y da el valor que se merecen a esas críticas (un 0 REDONDO).

«Ahora he optado por centrarme en las tareas y metas que necesito completar y menos en cómo me veo mientras las hago y si le agrado o no a la gente, porque probablemente no la volveré a ver nunca más, y si las veo, sigue sin importarme«, dice ella muy segura de sí misma.

Y es que Eldina ha ido un poco más allá de las críticas en su reflexión. «Creo que es difícil entender los roles de género cuando eres un adolescente y estás creciendo, así que creo que ver a una mujer haciendo algo que se considera menos femenino confunde a estos adolescentes y me lo dicen porque comienzan a cuestionar sus propias normas y su comprensión de lo que significa ser un hombre«. 

 

Así lo explica ella misma para ‘Media Drum World’ y ‘The Sun’:

Tu vida es tuya y de nadie más

Si estás pensando en dar un paso como el de Eldina pero tienes dudas, ella aconseja lo siguiente: «Creo que deberíais hacer lo que queréis hacer. También es una balanza; ¿vale la pena preocuparse por el look natural? ¿dedicarás más energía en preocuparte de si la gente te mira o de lo que piensen?«.

Y es que lo primero siempre debe ser nuestra satisfacción y nuestra felicidad. «Me gustaría transmitir el mensaje de que todas somos diferentes y eso está bien. No hay nadie que esté bien o mal. Cada persona, a pesar de su género, debería tener el derecho de hacer lo que quieran con su apariencia. Haced lo que sea cómodo para [email protected] y los verdaderos amigos estarán a vuestro lado«.

Finalmente, Eldina invita a la sociedad a la reflexión. «Creo que tenemos que hacernos la pregunta: ¿por qué, como sociedad, consideramos tan importante que las mujeres se eliminen el vello del cuerpo? Creo que esto debería ser irrelevante porque hay muchas cosas más importantes en las que centrarse«, concluye.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: mirror thesun 20minutos

La entrada Eldina, la mujer que muestra orgullosa su bigote y sus cejas sin depilar aparece primero en CABROWORLD.