El mundo de las redes sociales es una especie de lugar paralelo a nuestras vidas con sus propias normas y códigos. Es por eso que seguramente adaptamos y elegimos con cuidado cómo nos mostramos en el mundo digital y, aunque en ocasiones no lo parezca, esos detalles son los que marcan la diferencia.

La historia de Lauren Bullen y Jack Morris es un claro ejemplo de esto ya que los dos han explicado cómo lo hacen para conseguir las fotos perfectas cuando van de viaje.

El efecto del Photoshop



De hecho, ambos trabajan viajando y rentabilizando los millones de seguidores que tienen en redes sociales y que les proporcionan sueldos con los que poder viajar tanto. Morris ha llegado a cobrar hasta 9.000 dólares por un post en Instagram y Bullen de momento se ha tenido que conformar con unos 7.500.

Pero la pareja decidió llevar su proyecto más allá y subieron en una cuenta las imágenes sin editar de sus viajes para que sus seguidores pudiesen ver cómo eran sus fotos antes de pasar por el taller de chapa y pintura.

“No utilizamos ninguna app para el móvil ni ningún filtro”, decía Morris. “Si la foto está demasiado oscura, simplemente le hacemos un pequeño tratamiento previo a subirla al editor de Instagram”.

Ambos han contado que casi toda la edición de imágenes la hacen a través de Lightroom, un programa de Adobe para el tratamiento de imágenes.

“Normalmente miro algunos ‘presets’ que luzcan lo más natural posibles. Lo primero que acostumbro a hacer es aumentar un poco la exposición de la imagen”, afirmaba Buller. De hecho, en las fotografías que os estamos mostrando a lo largo del artículo se ve claramente como el factor más importante es la luz.

Luz, brillo, temperatura…

Después de eso comprueban si el brillo de la imagen es el adecuado, pero casi siempre lo suben un poco ya que, puesto que sus imágenes suelen verse desde un móvil o una pantalla pequeña, se ven mucho mejor si tienen poca oscuridad.

Además, también suelen aumentar la “temperatura” de las fotos para que tengan un toque más cálido buscando resaltar los rojos y los amarillos.

“Me gusta que el amarillo resalte un poco, ya que ayuda a destacar la arena, mi pelo y el amarillo de las palmeras [en el caso de que el clima sea tropical]”.

Cuidan cada detalle

También dicen que es importante fijarse en el feed y cuidar la estética de la página principal de su Instagram para darle estilo y personalidad.

“Otra de las cosas que hago es mirar mi ‘feed’ y ver si mi siguiente foto combina correctamente con el resto de las fotos publicadas. Tiene que haber una armonía entre todas”.

Esperamos que, si buscáis crear un perfil de Instagram profesional, estos consejos os hayan servido por lo menos para iniciaros en este mundo.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

La entrada Una pareja muestra la realidad tras las fotos perfectas de sus exóticos viajes aparece primero en CABROWORLD.