En esta página nunca nos cansaremos de reivindicar la figura de Sara Sálamo. Ella no solo se ha convertido en una de las actrices más talentosas de nuestro país, sino que, además, ya es una de las influencers más relevantes de nuestro panorama digital… y eso es porque nunca deja indiferente a nadie.

La canaria acumula una gran cantidad de trabajos en el mundo del cine y las series de televisión, pero también se ha hecho conocida estos últimos años por las lecciones de maternidad que comparte en sus redes sociales, siempre intentando acabar con los tabús que rodean a este tema (que son demasiados, siendo algo tan natural).

Ella, recientemente, ha tenido su segundo hijo con el jugador del Real Madrid Isco Alarcón y, gracias a eso, hemos podido compartir con ella un nuevo proceso de embarazo que con todo lujo de detalles nos ha ido contando a través de su cuenta de Instagram.



Y es que, por lo visto, un ataque de nostalgia asoló el álbum de fotos de la actriz este pasado fin de semana. Cuando nadie se lo esperaba, Sara compartió con todos sus seguidores unas instantáneas en las que podíamos verla 11 años más joven, cuando la actriz cumplía 18 años… y lo cierto es que sorprende lo que se ve en ellas.

¿Un pacto con el Diablo?

Y es que, lejos de mostrar una evolución física como suele ocurrir en este tipo de casos (una década da para mucho), lo que podemos ver es que la actriz se conserva prácticamente igual.

«Oye, que hace once años de esto, y yo me veo igual», escribía la actriz que, como nosotros, se quedaba sorprendida de la poca diferencia que muestra esa Sara con la de la actualidad.

Esta es la foto

En las fotos podemos verla con un vestido rosa y un rostro muy juvenil durante lo que parece algún festival de cine o una entrega de premios (cuando estas podían celebrarse y no estábamos limitados por la pandemia).

Vistas estas fotos, lo único que podemos especular es con que la actriz canaria haya hecho algún tipo de pacto con el Diablo, solo a la altura del firmado por Keanu Reeves o Jordi Hurtado, dos entendidos en este tema de ‘no envejecer’.

Y es que lo cierto es que la vida de Sálamo, a lo largo de los años que han pasado desde la realización de esas instantáneas, ha sido una auténtica montaña rusa: su carrera en el mundo de la interpretación se ha disparado hasta las nubes, ha encontrado el amor y ha sido madre por duplicado, por no mencionar que no se cansa de manifestar lo feliz que es ahora mismo (que, en el fondo, es lo más importante). ¿Qué más se puede pedir?

Hace tan solo unos días, a través de su Instagram @sarasalamo nos presentaba a Pumba, el perrito que ha adoptado y que es una auténtica monada:

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta fotografía de Sara Sálamo con tan solo 18 años? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

La entrada Sara Sálamo comparte una foto de cuando tenía 18 años y deja a todos con la boca abierta aparece primero en CABROWORLD.