En ocasiones, los niños y las niñas pueden llegar a introducirse objetos de todo tipo en los oídos, nariz o boca por simple aburrimiento, curiosidad, imitación o incluso por accidente. En medicina los llaman ‘cuerpos extraños’, ya que son objetos que no deberían estar en nuestro organismo, pues pueden llegar a ser extremadamente perjudiciales para nuestra salud. Según esta web, los más comunes son los alimentos, los insectos, los juguetes, los botones, los trozos de lápices de colores y las pilas pequeñas.

En cambio, las personas adultas que acuden al hospital por tener un ‘cuerpo extraño’ en su organismo lo hacen por motivos bastante diferentes. Cuentan en El Correo que los casos más frecuentes son los de aquellas personas que se han introducido por el ano «verduras y botes». Los pepinos, las berenjenas, las manzanas y los plátanos son ya clásicos en las salas de Urgencia, pero también los botellines de cerveza o los botes de champú… e incluso más extraños todavía: tijeras, anillos de bodas y cintas de casete.

El descubrimiento de Jordan



Sin embargo, la protagonista de la última noticia viral relacionada con esta cuestión no fue una niña traviesa ni estaba explorando su sexualidad en la edad adulta. Esta joven de 26 años llamada Jordan  (@dogs_over_ppl) ha compartido en TikTok su historia y ha dejado a todo el mundo boquiabierto con el testimonio. Al parecer, acudió al médico por un resfriado, pero descubrió algo bastante alucinante.

Al parecer, tenía en su oído un objeto desde hacía nada más y nada menos que 22 años. La chica, obviamente, no se había dado cuenta de la presencia de este objeto. De hecho, lo relataba así en su cuenta: «cuando vas al médico por un resfriado y te limpian los oídos y encuentran una sorpresa». En el vídeo puede verse claramente el objeto en cuestión, pero… ¿Qué era realmente?

El médico que le limpió los oídos, al extraer el objeto, le contó que se trataba de un pequeño tubo blanco de plástico que se utiliza en cirugía para infecciones de niños/as. Supuestamente, estos objetos se caen al cabo de un año solos, pero en el caso de Jordan no fue así. Desde que se lo colocaron a los 4 años ha permanecido ahí, y no ha sido hasta los 26 que ha logrado librarse de él.

chelsea peretti ew GIF by Brooklyn Nine-Nine

Esta experiencia tan bizarra ha llamado la atención de los usuarios y usuarias de TikTok, que ya han hecho que el vídeo acumule casi un millón de reproducciones y 84.100 ‘me gusta’. En los comentarios, la gente explica que también llevó esos tubitos en su infancia: «Madre mía. Espero que los míos no sigan ahí. Llevé hasta tres sets cuando era pequeña», confesaba una chica.

 

Y vosotrxs… ¿Qué haríais si descubrierais que tenéis un ‘cuerpo extraño’ en vuestro organismo desde hace 22 años?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

La entrada Encuentran un objeto de hace 22 años en el oído de una joven aparece primero en CABROWORLD.