Imagínate que vas de excursión a la montaña con tus amigos, estáis dando una vuelta y, de repente, escucháis el claxon de vuestro coche, el cual habíais dejado aparcado unos metros atrás. A lo lejos, veis que el coche se está moviendo y, al acercaros os percatáis de que una masa de pelo gigante está dando vueltas por los asientos: se os ha colado un oso pardo en vuestro medio de transporte… y lo peor de todo es que no sabe cómo salir.

Exactamente esto fue lo que le ocurrió a un grupo de amigos que se fueron a pasar el día a las montañas de Gatlinburg, Tennessee, y lo que pintaba a tarde tranquila casi acabó por convertirse en una película de Alejandro González Iñárritu.

Un visitante inesperado

Ellos, al ver que algo estaba pasando en su coche, se acercaron y vieron que había algo ‘raro’ dentro. Al principio tardaron en darse cuenta de lo que realmente estaba ocurriendo: un oso negro enorme se había colado de alguna forma en el interior del vehículo.



Esa especie de osos es muy común por esa zona, pero que se metan así en un coche ya es algo más raro. Como puede verse en el vídeo de más abajo, en muy poco tiempo el animal destrozó por completo el interior del vehículo intentando salir.

¿Valentía o imprudencia?

En el clip podemos ver a Joseph Deel, el propietario del vehículo (ahora convertido en chatarra), abriendo la puerta para que el animal pudiese salir, como si de un amigo borracho se tratase. De fondo, los amigos estaban gritando con el objetivo de que el animal se asustase y se fuese.

Como podréis ver en las imágenes, la situación es tremendamente surrealista: el animal sale rápidamente del coche, mira desconcertado a todos los presentes y se precipita hacia el bosque para desaparecer como si nada hubiese pasado. Una situación más propia de una comedia o una película de Disney que de la vida real.

@bear_inna_car♬ original sound – bear_inna_car

p style=»text-align: justify;»>El vídeo, subido a TikTok, ha sido todo un éxito y, como os podréis imaginar, algunos comentarios no pueden evitar bromear con toda esta situación: “El oso llegando a su esposa: amor, me robaron el coche unos hippies marihuanos”, o: “En el mundo al revés hippies roban auto a un señor oso”, comentaban con sorna algunos usuarios.

Otros comentarios destacaban la valentía de los jóvenes, quienes se acercaron al animal y no perdieron la calma en ningún momento… y no es que este tipo de osos sea precisamente pacífico. En este sentido, Deel respondió que la explicación de todo fue la adrenalina: «no pensaba en el peligro de que estuviéramos tan cerca de un oso», ha confesado.

En un segundo vídeo subido por Deel, podemos ver al detalle cómo quedó el coche por dentro después de que el animal hiciese de las suyas durante un rato: todo está completamente destrozado. Y es que la fuerza de estos animales es impresionante. Asientos arrancados y los paneles internos de las puertas destrozados… ese coche va a tener que pasar un tiempo en el taller.

La publicación, en este preciso momento, ya acumula más de 22 millones de reproducciones y más de 3.3 millones de ‘me gusta’… que se dice pronto.

Aquí os dejamos el vídeo con los destrozos del vehículo:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? ¿Qué habríais hecho en su lugar? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

La entrada Un oso se cuela en un coche y el conductor se juega la vida para sacarlo aparece primero en CABROWORLD.