Ya sabéis que en esta página somos muy aficionados al tema de los carteles y demás pifias que la gente comparte en redes sociales, sobre todo en Twitter, donde, por lo visto, hay un ambiente especialmente propicio para que florezcan este tipo de publicaciones.

Y es que hemos podido ver de todo: desde un bar en el que le cobraban de más aun cliente por ‘técnicas adivinatorias’, hasta reseñas en Google que son para echarse a llorar de la risa; en Internet, como siempre, todo es posible (y para todos los gustos).

Disgusted No Good GIF by britbox



Nunca olvidaremos, por ejemplo, la famosa «tortilla» de un bar de Cambridge que se viralizó el pasado mes de mayo y que, al menos a nosotros, nos mata un poco por dentro a cada nuevo visionado.

Aquí la tenéis:

Pero lo que os traemos hoy es todavía más surrealista.

Pero lo que os traemos hoy es todavía más surrealista. Y es que, en ocasiones, cuando vamos a desayunar al bar o a cenar a un restaurante y nos llega la cuenta, nos encontramos con cosas imprevistas: un recargo por el pan, un refresco de más o, incluso, un plato que no habíamos pedido y que querían cobrarnos.

Esto es normal y, sea un error o no, entra de lo ‘aceptable’ en el mundo de la hostelería… pero es que claro, la cosa se complica todavía más cuando lo que te cobran es la AUSENCIA de algo. Eso fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy.

Hungry Food GIF

Y es que Alberto Álvarez, el dueño de la cafetería Avenida 55 de Logroño (La Rioja), se ha marcado el mayor viral del día.

El profesional de la hostelería, a través de su cuenta persona @Pizarrín, publicó un ticket que él mismo había creado, y en el que cobraba a una persona un euro de más por pedir una tortilla sin cebolla. La publicación, como os podréis imaginar, lo petó muy fuerte y, en apenas 24 horas, ya acumula más de 12.000 ‘me gusta’ y más de 4.400 ‘retweets’… que se dice pronto.

La cuenta de Twitter de la cafetería dejaba claro cuál era el objetivo de este plus: “Con el euro que te hemos cobrado vamos a financiar la batalla contra los Anticebollistas”.

Lo gracioso de todo esto es que muchas personas criticaron el gesto del establecimiento con Pizarrín… sin saber que, en realidad, ambas cuentas de Twitter están gestionadas por la misma persona.

El Huffpost preguntó al responsable de todo esto por el motivo de este ‘autopique’… y él lo tenía bastante claro: “Somos unos vacilones”, reconoció Álvarez. No hace falta decir que, evidentemente, al cliente no se le cobra un suplemento por quitar un ingrediente a ningún plato.

Shocked Jerry Seinfeld GIF

Según contó al medio digital, el dueño se inspiró en una de las promociones de la serie de Telecinco ‘El pueblo 2’. “Mientras daba de comer a mi hijo la vi y ya le dije a mi mujer que tenía la coña para vacilar en internet. Hice el ticket, lo publiqué y se nos ha ido de las manos con más de dos millones de visualizaciones”, reconoce.

Esta no es la primera vez que Álvarez hace este tipo de cosas y, por lo visto, lleva desde 2013, año en el que creó su cuenta de Twitter, generando diferentes contenidos para la cafetería. “Poner solo cosas del bar me parecía aburrido”, se justificó.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

La entrada La cuenta de un restaurante que ha dividido a Twitter aparece primero en CABROWORLD.